Liposucción sin bisturí

 

En ocasiones tenemos esas molestas "llantitas ó michelines" que por cuestión hereditaria o después de hacer arduos regímenes de alimentación no logramos reducirlas y siguen ahí... para eso tenemos diferentes métodos  como la lipolísis química, que ayuda a reducir medidas al liberarnos de esa grasa localizada, mejorando nuestra silueta, siempre llevado de la mano con una buena alimentación.

Llamada también la "lipo sin bisturí", la lipólisis química es una de las técnicas europeas más novedosas, que permite moldear el cuerpo eliminando los depósitos de grasa acumulada sin los riesgos de la liposucción tradicional.

 

Es especialmente recomendada para personas jóvenes que sin tener sobrepeso, presentan zonas con acumulaciones de grasa que no se quitan ni con dietas ni con ejercicios físicos, aunque también se utiliza en casos de personas mayores y con exceso de peso.


Las indicaciones para el uso estético de la lipolísis quimica se limitada a depósitos de adiposidad localizada, en pacientes con peso ideal o con sobrepeso leve.

 

En casos de sobrepeso moderado u obesidad, se indica lipolísis quimica apenas como complemento de un tratamiento para adelgazar, basado en dieta y actividad física.

 

Es importante resaltar que el tratamiento aislado con lipolísis quimica; sólo ayuda en la remodelación del contorno corporal.

 

Las regiones corporales permitidas para el tratamiento son: abdomen, cintura y flancos, caderas, infraglúteos, parte interna de muslos y de rodillas, infraescapular, preaxilar y parte interna de brazos.

 

 

Procedimiento

 

La técnica de aplicación es la infiltración subcutánea y no la infiltración intradérmica usada en la mesoterapia; la sustancia es inyectada directamente en la grasa.

 

En el tratamiento corporal pueden ser necesarias de 5 a 10 sesiones, las cuales se realizan semanal 

 

 

Consideraciones finales

 

Se presenta una mejor respuesta al tratamiento cuando este se complementa con una dieta  y una ingestión abundante de líquidos durante el día y en los días siguientes al tratamiento, ayuno 1 hora antes y 1 hora después del tratamiento, y uso de faja durante 5 días después del tratamiento .

 

Resultados

 

Los resultados se pueden ver transcurrida la primera semana (si la inflamación ha desaparecido), con pérdidas de 0,5 a 2 cm de contorno por sesión.

 

La mayoría de los pacientes parecen responden bien al tratamiento.

 

La evaluación final de los resultados se debe realizar 2 ó 3 semanas después de la última sesión, que es cuando el edema habrá desaparecido totalmente

 

Contra-indicaciones

 

Las contra indicaciones absolutas para el tratamiento son: niños, embarazadas, lactantes y diabéticos con microangiopatía.